Al servicio del Evangelio y de la Cultura

 

JESÚS MAESTRO

JESÚS VERDAD

JESÚS CAMINO

JESÚS VIDA

DELANTE DEL MAESTRO

Jesús en el Evangelio nos dice de sí: "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida"

(Jn 14,6). Jesús se propone como Maestro, la luz y el guía seguro, la fuente de vida y de gozo. Su forma de ser puede inspirar nuestra forma de encontrarlo en la oración.

Te proponemos hacer esta experiencia en una hora de adoración bíblico - eucarística, siguiendo un itinerario inspirado en la espiritualidad del Padre Alberione, Fundador de la Familia Paulina. El te invita a considerar esta oración como una visita a Jesús Eucarístico, donde tú eres:

 

• La criatura que se encuentra con el Creador.

• El discípulo junto al Maestro Divino.

• El pobre que recurre al Rico.

• El sediento que bebe en la Fuente.

• El ciego que busca la luz.

• El amigo que se dirige al Amigo verdadero.

• El corazón desorientado que encuentra el Camino.

• El ignorante que encuentra la Sabiduría.

• La esposa que encuentra al Esposo de su alma.

• La nada que encuentra el todo.

• El joven que encuentra orientación para su vida.

 

La visita eucarística tiene como finalidad establecer nuestra vida en Cristo Jesús, por Jesús y en Jesús. Es el secreto para que nos transformemos en Cristo. (Padre Alberione)

EN LA ESCUCHA DE JESÚS VERDAD

 

YO SOY LA VERDAD

Señor, tu Palabra es lámpara para mis pasos y luz en mi sendero (Sal 119).

 

Si permanecen fieles a mis palabras, serán mis verdaderos discípulos, conocerán la verdad y la verdad los hará libres (Jn 8,31).

 

• Lee atentamente un párrafo del Evangelio, preferiblemente aquel que propone la liturgia del día.

• Busca descubrir lo que la Palabra dice de Jesús, su modo de sentir, su modo de ponerse en relación con los otros, de rezar, de callar, de comportarse.

• No leas mucho, pero hazlo lentamente y con profundidad. A veces es bueno releer para captar mejor el mensaje vital de la Palabra.

 

CONFRONTARSE CON JESÚS CAMINO

 

YO SOY EL CAMINO

Muéstrame, Señor tus caminos para que camine en tu verdad. Te daré gracias con todo el corazón (Sal 86).

 

Quién me sigue no camina en las tinieblas, sino tendrá la luz de la vida. Ustedes me llaman Maestro y Señor, y dicen bien porque lo soy... Yo les he dado el ejemplo para que así como yo he hecho, lo hagan ustedes también.

(Jn 8,12;13,13.15)

 

•Contempla la personalidad del Maestro, como la has sentido en la escucha de la Palabra.

•Confronta con ella tu vida, tus posibilidades, éxitos, límites, aspiraciones...

•Déjate atraer, interrogar, entusiasmar y transformar por Él.

EL DIÁLOGO CON JESÚS VIDA

 

YO SOY LA VIDA

Me indicarás el sendero de la vida, alegría plena en tu presencia, dulzura sin fin a tu derecha (Sal 16).

 

Yo he venido para que tenga vida y la tenga en abundancia (Jn 10,10).

 

• Goza por la plenitud de vida que está en Jesús y por la vida que Él te regala.

• Deja que el Espíritu de Jesús ore en ti: con Él adora y agradece al Padre.

• A Él preséntale las necesidades de tu familia, tus amigos, la Iglesia y cada Persona.

• Con Él ofrece al Padre los gozos, los anhelos, las angustias y las esperanzas de la humanidad de hoy.

• En Él intercede por el gran mundo de la comunicación, para que el Espíritu suscite nuevos apóstoles, para que a través de los lenguajes y de los nuevos instrumentos abran nuevos caminos al Evangelio de Jesús, Maestro y Señor de la historia y sociedad humana.

Todos los Derechos Reservados Asociación Hijas de San Pablo | Lima - Perú